Diego Fernández

Diego cocina sin ataduras, obsesionado con el gusto y el equilibrio de sus platos.

Diego Fernández

Diego Fernández comenzó se camino en el mundo culinario en el año 2004 formándose en la escuela de hostelería de Gijón donde, tras acabar el ciclo, empezó a trabajar en el restaurante "El Puerto" junto al cocinero Miguel Arroyo, uno de los mejores cocineros de cocina clásica asturiana.

También pasó por otro de los restaurantes asturianos más galardonados de la cocina asturiana y nacional, "Casa Gerardo", en el que estuvo tres años y donde continuó formandose con el maestro Pedro Morán.

Años antes de iniciarse en solitario en su restaurante, trabajó durante tres años en los restaurantes "La Salgar" de Gijón y "Casa Marcial" en Arriondas. Su paso por este último fue el que más le marcó a nivel profesional ya que siendo la mano derecha de Nacho Manzano, Casa Marcial consiguio algo histórico para la cocina asturiana al ser galardonada con la segunda estrella Michelín.

En octubre de 2011, Diego Fernández comienza una nueva etapa abriendo su propio restaurante, "Regueiro" situado en el occidente asturiano, en la localidad de Tox, a tan solo 1 kilometro de la localidad costera de Puerto de Vega.

Regueiro es un restaurante donde se cocina a "pecho descubierto". Diego cocina sin ataduras, obsesionado con el gusto y el equilibrio de sus platos buscando siempre ese punto de emoción en cada cliente que pasa por su casa. Define sus cocina como "sencilla, que no simple". No entiende tradición o innovación, para Diego solo existen dos tipos de cocina, buena o mala.

Compartir en las redes sociales